En los estratos altos se presenta una burbuja inmobiliaria.

la-burbuja-inmobiliaria-y-el-peso-del-secotr-inmobiliario

Los primeros síntomas de una burbuja inmobiliaria se estarían evidenciando en los estratos altos, aunque allí la oferta de vivienda representa poco más del 2 por ciento del mercado total de Bogotá.

La advertencia la hizo el director de estudios macroeconómicos de la Secretaría Distrital de Planeación, Armando Palencia, al señalar que “en el mercado de los estratos altos hay burbuja…”.

La afirmación fue recibida con reserva por una parte de los asistentes al foro organizado por la Universidad Sergio Arboleda y la Alcaldía Mayor, en Bogotá. Aun así, reconocieron que la alarma está prendida, pero sin mayores riesgos.

“Los inmobiliarios, el sector financiero y los constructores tenemos el freno puesto a fondo, y somos cautos en las decisiones”, dijo el presidente de la Lonja de Propiedad Raíz de Bogotá, Jorge Enrique Gómez.

“Hoy los recursos de la compra están administrados en un fideicomiso y solo se empieza a construir al lograr el punto de equilibrio, lo que significa que el inventario se controla”, agregó el directivo, para quien “no hay burbuja”.

Frente a lo manifestado por Palencia, anotó que la vivienda de este rango apenas supera el 2 por ciento de la oferta total de la ciudad, aunque reconoció que “hay casos de precios altos muy puntuales que no distorsionan el mercado global”.

Pero el representante de la Secretaría Distrital de Planeación justificó su afirmación con la evidencia de que los valores en este nivel no responden a sus fundamentales: los precios del suelo y el desempeño económico.

Para el funcionario, esto se resume en que la tasa de crecimiento del valor del suelo es mayor que la de la vivienda, a lo que le suma que el precio de esta crece a un ritmo más fuerte que el de la economía.

Con este panorama, la necesidad de monitorear ese segmento estaría respaldada con el reporte del índice de precios de la vivienda nueva del Dane presentado hace cuatro días, el cual lo ubica con el mayor incremento del país durante el segundo trimestre del año: 15,4 por ciento en el total y 16,6 por ciento en el estrato alto.

Para Martha Moreno, gerente de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) regional Bogotá y Cundinamarca, este crecimiento responde a elementos objetivos asociados a una demanda fortalecida y una oferta escasa. Además, reiteró que el nivel de los precios de vivienda en la ciudad no refleja una situación de burbuja inmobiliaria. “No existen indicios de especulación en el mercado inmobiliario ni de sobreendeudamiento hipotecario”, anotó.

Seguir leyendo.

Zaidy

Volviendo atrás en el tiempo, hago mención de una noticia que me llamó mucho la atención y quiero mostrarles la noticia de un ciudadano de Bogotá que consiguió un premio por un proyecto inmobiliario.

Un ciudadano de Bogotá obtuvo el galardón Uli Hines por un proyecto inmobiliario.

En una competencia que convoca a las mejores universidades de los Estados Unidos, un bogotano integra el equipo ganador. Se trata del administrador de empresas Benjamín Perdomo, que obtuvo el reconocimiento Uli Hines por la mejor propuesta de solución inmobiliaria 2016.

El premio se abre cada año para equipos interdisciplinares de estudiantes de maestría, que deben afrontar en poco más de dos semanas el reto de generar un proyecto para una zona urbana compleja, en alguna ciudad de importancia para ese país; esta se conoce horas antes de comenzar a correr el plazo para la entrega.

La ciudad escogida fue Atlanta (estado de Georgia), en un espacio de lotes desarticulados y cerca –aunque desconectada– de una autopista”, expone Perdomo, que cursó su pregrado en la Universidad Javeriana y también cuenta con una maestría en Ingeniería, de la Universidad de los Andes.

“Propusimos un proyecto muy grande, en el que se debía ser muy creativo para resolver el chicharrón. Propusimos usos mixtos: vivienda estudiantil, vivienda de interés social, vivienda corriente, espacios de trabajo cooperativo e instalaciones comunales para el Distrito”, complementa el profesional, quien advierte que no solo se trataba de pensar en un modelo de arquitectura, sino también su estructuración financiera, el estudio de mercado, los planos de las construcciones y, claro, los diseños.

Benjamín cursa una maestría en Desarrollo Inmobiliario en Harvard, donde armó su equipo interdisciplinar con Jonathan Andrews y Chris Merritt (maestría en arquitectura de Paisaje), Stephany Lin (maestría en Planeación Urbana y Construcción de Ambiente); y Caroline Filice Smith (maestría en Arquitectura de Diseño Urbano). Su asesor fue el profesor Alex Krieger. Todos, excepto el bogotano, son de nacionalidad estadounidense. El nombre de su proyecto fue Midtown Beat.

A la convocatoria se presentaron 665 estudiantes en 133 equipos. De estos se escogieron cuatro grupos finalistas, quienes debieron viajar a Atlanta a enfrentar una sustentación con los jurados. Como ganadores recibieron 10.000 dólares efectivos.

“Muy satisfechos. En Harvard nos hicieron un reconocimiento público, porque la universidad no obtenía este premio desde hacía diez años”, comenta Perdomo desde el país del norte, en donde aprovecha una pausa en el calendario académico para conocer nuevos lugares y recoger otros conocimientos.

Seguir Leyendo.

Zaidy Mora Quintero.