¿Qué podría escribirse de Elkin Ramírez? Que su estilo siempre fue el del rock lírico, influenciado por el rock progresivo y el heavy metal. Eso quiere decir que su ejecución vocal y la de los instrumentos debía ser virtuosa, de partituras complejas, pero con las armonías del heavy metal. Que sus letras siempre fueron políticas. Sus preocupaciones tenían que ver con la libertad del individuo, con el sueño latinoamericano, con la vida convulsa de este país. Ayer murió en Medellín luego de someterse a varias cirugías en 2015 por un edema fibroso que tenía en el parietal izquierdo. Ramírez, que es considerado por muchos el padre del metal colombiano, falleció a los 54 años.

El 22 de septiembre de 1984, en el desaparecido Teatro Lux de Medellín, nació Kraken, una de las bandas de rock legendarias del país. Y Ramírez, con esa voz que era un órgano más del cuerpo, como si dijéramos el corazón o el cerebro, una voz lúcida, bárbara, imposible, marcó su destino. “El legado que deja Elkin Ramírez no tiene que ver sólo con el metal o la escena musical del país. Tiene que ver con el rock y en general con toda la producción moderna en la música colombiana, sobre todo en los años 80. Dejó una serie de discos que efectivamente reflejan una época y un momento muy claro por el que estaba pasando el país y Latinoamérica en general. Y, sin duda, Kraken en sus primeras grabaciones daba un mensaje muy marcado que se traducía como un pie de lucha, un sentido de la unidad en toda la región. Luego, y muy importante, Elkin deja un ejemplo en cuanto a cómo se debe asumir la responsabilidad de tener una banda de rock que fue reconocida por su mensaje. Él siempre se hizo responsable de todo lo que decían sus canciones. En eso era ejemplar. Entregado a su público, no en el sentido de ganar más fans sino en el compromiso de tener responsabilidad con la gente que creía en él”, cuenta Chucky García, periodista musical.

Estos son algunos de los mensajes que enviaron sus fans a través de la convocatoria de El Espectador. 

Tu creación, Kraken, hizo que muchos siguiéramos la terquedad de ser músicos de rock en Colombia. ¡Gracias Titán!
Howard Junca.

Amigo, guerrero, artista, inspiración de muchos, ser de luz, estamos unidos para que nuestra energía llegue a ti. Te extrañaremos Titán, tu voz no ha muerto, solo has tomado un nuevo aliento.
Ángela María Santacruz

“Más de una década escuchando Kraken, más de 10 conciertos a los que asistí, tres ruedas de prensa y dos oportunidades de entrevistarlo…  y el día menos pensando, en el cierre de festival de verano… Elkin, con una sonrisa en su rostro me saluda por mi nombre, me da un gran abrazo y pregunta por mi trabajo y mi familia, acto seguido sube al escenario para dar su presentación. Conté con la fortuna de inmortalizar ese magnifico momento con él icono más grande del rock and roll en Colombia, un ser sencillo, un visionario, un titan”. 
Rouse Romero Castañeda

Otro momento de no olvidar es en un Rock Al Parque, Kraken abría esa versión justo al medio día, la lluvia era implacable, pero la multitud calentaba el ambiente y luego de algunas canciones, Elkin preguntó: “¿Qué quieren oír?”, luego de varios segundos pasó por mi lado y yo, contra la baranda, grité “No me hables de amor”. Elkin dijo: “Por ahí la escuché, No me hables de amor”. En realidad no sé si fue por mi grito, pero así lo creí en ese momento y lo seguiré creyendo”.
Johnny A. Angel Núñez

, Tu voz no ha muerto, sólo ha tomado un nuevo aliento, http://www.elespectador.com/noticias/cultura/tu-voz-no-ha-muerto-solo-ha-tomado-un-nuevo-aliento-articulo-677207, http://www.elespectador.com/noticias/cultura/feed, ELESPECTADOR.COM – Zodiaco, Cultura,


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Jose Raul Lopez Daza – protección ambiental