Si algo ha quedado claro en las distintas discusiones alrededor del agua es que conocemos los problemas. El desabastecimiento, las inundaciones, las sequías y la deforestación son temas diagnosticados, pero así como los conocemos, muchas de las acciones que se ejecutan para mitigarlos son esfuerzos aislados y no hay una participación integral por parte de los distintos actores. Por esto, durante el Encuentro Regional por el Agua, realizado en Bucaramanga y convocado por El Espectador, Isagén, WWF y People and Earth, autoridades ambientales, tanto regionales como nacionales, junto con líderes del sector financiero, discutieron sobre lo que se puede hacer para solucionar este problema.

“La razón por la que Santander fue elegida como sede de esta versión del encuentro son los grandes aportes que en el departamento se han realizado respecto a la gobernanza del agua y su insistencia en la importancia de la participación de todos sus actores y en las tomas de decisiones”, afirmó Ricardo Lozano, director de People and Earth y moderador del evento.

La importancia de la sensibilización ambiental fue uno de los consensos generales del encuentro. “La falta de conciencia y la falta de educación son obstáculos importantes”, señaló Ricardo Lozano, quien insistió en que, después de tantos años, “seguimos con las mismas técnicas tradicionales de impacto, pero no hemos logrado cambiar la conciencia de las nuevas generaciones”. Opinión que fue compartida por el director de la organización Cabildo Verde, James Anker Murillo, quien afirmó que “hay varias situaciones arraigadas que se deben revaluar, como la quema de basura, el vertimiento de basura a los ríos y los métodos de reforestación que hoy son ineficaces”.

Por otro lado, la amenaza de la megaminería, tanto para el agua de Bucaramanga como para Santurbán, sigue latente, de acuerdo con Erwing Rodríguez-Salah, director del Movimiento Cívico por la Conciencia Ciudadana, pues tienen conocimiento de que algunas mineras piensan realizar este tipo de proyectos por debajo de la cota de los 2.600 msnm, lo cual pondría en riesgo el agua de Bucaramanga y su área metropolitana.

“Los fondos para el cuidado del agua son precarios”

Guillermo Rudas, miembro del Consejo Académico del Foro Nacional Ambiental, afirmó que uno de los problemas más graves que enfrenta el cuidado del agua son los pocos recursos que se destinan para su cuidado. Según Rudas, el porcentaje de dinero que se destina para el cuidado y la conservación es muy poco y la gran mayoría del dinero proviene del sector energético. “Nuestras cuentas del agua son precarias, no sabemos qué está pasando con el recurso”, aseguró el experto.

Una de las soluciones que planteó Rudas es que otros sectores de la economía, como el de alimentos o el agropecuario, incrementen su aporte, pues hoy esta responsabilidad recae en su mayoría en el sector de generación eléctrica. “Uno esperaría que el resto de los sectores que utilizan agua paguen de acuerdo a lo que utilizan. Así los municipios podrán recibir parte de esa compensación”.

Sin embargo, una de las dificultades de esta propuestas es que, para que haya recursos para el agua, se necesita capacidad de pago. “La financiación tiene que ir de la mano con la calidad en lo que se está haciendo”, dijo Fabiola Gómez, gerente regional de Findeter. “Nosotros, desde el sector financiero, tenemos que buscar empresas responsables y eficientes que ejecuten sus acciones de la mejor manera posible”.

Por esto es importante que el consejo nacional del agua propuesto en el Plan Nacional de Desarrollo no se quede en veremos.

, “Nuestras cuentas para el cuidado del agua son precarias”, http://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/nuestras-cuentas-el-cuidado-del-agua-son-precarias-articulo-658711, http://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/feed, ELESPECTADOR.COM – Medio Ambiente,


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});