Cuando José David Sierra vino por primera vez al Cartagena Festival Internacional de Música cursaba los primeros semestres de su pregrado en la Fundación Universitaria Juan N. Corpas. Poseído por ese espíritu aventurero que se adentra justo cuando atraviesas los 16, él y sus dos mejores amigos emprendieron un viaje que les costó muchos días de ahorros y múltiples sacrificios. (Lea también: Prográmese con el Cartagena XI Festival Internacional de Música)

Rápidamente se vinculó al Festival y asistió a clases magistrales, a talleres y encuentros con artistas internacionales. Sin embargo, quería participar en un concierto desde la quinta edición del Festival, cuando los músicos invitados fueron la oboísta Viviana Salcedo, la pianista Manuela Osorno, el violinista Pablo Hurtado y el arpista Elvis Díaz, Jóvenes Talentos de 2011. (Vea también: Conciertos gratuitos del Cartagena XI Festival Internacional de Música)

Desde hace unos días, Sierra puede tachar con equis sobre aquel propósito, porque es él quien interpretará la Suite para violonchelo Nº 1 en sol mayor, de Johann Sebastian Bach, en el concierto de Jóvenes Talentos 2017. Él sabe que se presenta frente a un público que conoce más la obra que a su autor, así que lleva largo tiempo ensayando una propuesta fresca y renovada de la memorable creación del genio alemán.

José David Sierra y Sharon Avella, violista y también joven talento este año, consideran que esta oportunidad significa un trampolín que promete crecimiento a sus carreras, y sin duda ha sido una experiencia con grandes enseñanzas personales. “Me parece increíble que nos estén considerando parte integral del Festival, es un sentimiento bonito porque tú ves los artistas que traen y realmente es impresionante. Y que tú en algún momento puedas estar compartiendo escenario con ellos es algo que te llena mucho”, comenta la artista.

Pero este momento de júbilo que está viviendo tuvo un inicio casi accidental. Recuerda que para sus padres era importante que ella y su hermano se ocuparan en distintas actividades, además del colegio, y entre todas las que padeció, encontró la viola cuando tenía 11 años. Para esa época el instrumento era sólo un hobby, así que sus padres se aterraron cuando Sharon Avella, a quien soñaban como una médica exitosa, confesó a viva voz su deseo de dedicarse a la música.

Desde entonces todo ha conspirado a su favor. Ha sido la primera colombiana en ser admitida en el Lional Tertis Festival (Port Erin, Inglaterra), se graduó con honores de la Universidad Javeriana, ha recibido dos veces el galardón de Jóvenes Intérpretes de la Luis Ángel Arango y tres veces el concurso Noche de Violas en Bogotá. Hoy tiene su primer concierto en Cartagena como solista y ha preparado la Sonata para viola y piano de Rebecca Clarke, una de las violistas y autoras más importantes en la Europa de principios del siglo XX.

Otra mujer que integra el grupo de Jóvenes Talentos 2017 es Ana Amaya Hoffmann, quien con 18 años es la menor de los cuatro protagonistas de ese concierto. Toda su vida ha transcurrido en Hamburgo (Alemania), y aunque es hija de un colombiano, es la primera vez que visita el país. Superando las trabas del lenguaje y con la traducción oportuna de su padre, me cuenta que lo más lindo que le ha pasado como música ocurrió en un concierto de beneficencia en su ciudad de residencia. Aquella vez tocó el violonchelo con el propósito de reunir recursos económicos para la protección de refugiados sirios, y recuerda que un hombre vagabundo se conmovió tanto con su interpretación que ofrendó todas las monedas que había recaudado.

Ana Amaya, que ha recibido elogios de David Geringgas, chelista relevante en la escena musical actual, se confiesa ansiosa por el concierto. Piensa que la Suite italiana de Ígor Stravinsky es una obra poco conocida, así que siente temor por la reacción del público cartagenero. Seguramente la verán ataviada con una cadena que le regaló su profesor Bernhard Gmelin para usar como amuleto de buena suerte.

Por su parte, Pablo Martínez, joven tenor bogotano, afirma que los nervios son señal de buena concentración. La primera vez que participó en un musical tenía 16 años. Para entonces ni siquiera interpretaba un papel, pero entre sonrisas recuerda que aquella vez, tan pronto cantó, se bajó de la tarima a llorar de pánico.

Su convocatoria fue distinta a la de los demás, por ser beneficiario de una beca que le otorgó la Fundación Mario Santo Domingo en la Escuela de Música Reina Sofía, España. Él pertenece a un grupo selecto de colombianos becados en el exterior por esta institución, que escoge un beneficiario por méritos anualmente y lo premia con su intervención en el recital de Jóvenes Talentos.

La cita para este concierto de Jóvenes Talentos es en la capilla Sofitel Legend Santa Clara, a partir de las 11:00 a.m.

, “Millennials” interpretarán la música de principios del XX en el Cartagena Festival de Música, http://www.elespectador.com/noticias/cultura/millennials-interpretaran-musica-de-principios-del-xx-e-articulo-674553, http://www.elespectador.com/noticias/cultura/feed, ELESPECTADOR.COM – Zodiaco, Cultura,


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Jose Raul Lopez Daza – protección ambiental