Setsu Goto fue quien trajo a este mundo a Midori. Ella es la madre de una mujer que hoy a sus 45 años ha recorrido gran parte del globo terráqueo tocando el instrumento que domina desde antes de cumplir su primer lustro. En 1971, en Osaka, la tercera ciudad más grande en Japón, nació Midori Goto, quien a los seis años debutó en la música con un concierto masivo muy cerca de su lugar de residencia.

Corría el año 1981 y junto a su madre se mudó a los Estados Unidos; ninguna de las dos hablaba inglés. En la Gran Manzana ingresó a la Aspen Music School, luego pasó por Juilliard School, donde estudiaba violín todos los sábados. Su plan de estudio incluía trabajo con la orquesta y aprender repertorios para música de cámara. Allí conoció a Pinchas Zukerman, su gran mentor. (Lea también: Prográmese con el Cartagena XI Festival Internacional de Música)

Fue en 1982, y tras muchas horas de estudio y trabajo, que sucedió uno de los hechos que quizá más han marcado su carrera. Midori Goto hizo parte del concierto de temporada de año nuevo, invitada por el director Zubin Mehta, cuando apenas tenía 11 años. El momento estelar de la infancia se dio al lado de la Orquesta Filarmónica de Nueva York, en un concierto memorable donde el público la ovacionó de pie y los críticos musicales se desbordaron en comentarios, destacando su destreza y genialidad para tocar el violín.  (Vea también: Conciertos gratuitos del Cartagena XI Festival Internacional de Música)

Algunos expertos coleccionistas se fijaron en el instrumento: un Stradivarius original que aún conserva y sigue tocando. Ese concierto le abrió las puertas, porque Zubin Mehta la volvió a invitar, esta vez para tocar en Asia con la orquesta, y ese mismo año firmó su primer contrato discográfico con la CBS.

En una entrevista para un documental, Midori afirmó a los 19 años que necesitaba la música para vivir, así como los seres humanos necesitamos comida, agua, dormir, pues diariamente requería frotar las cuerdas de su violín para sentirse viva. Quizá por ello quienes la han visto tocar en vivo hablan de una experiencia única, sin trucos, donde sólo existen ella y la música.

Nueva York ha sido su segundo hogar y en 1992 fundó Midori & Friends, una organización sin ánimo de lucro que lleva programas de educación musical a miles de niños en estado de vulnerabilidad. Hoy es maestra de música y en su labor descubrió la importancia de desarrollar el potencial de los niños. Su trabajo la llevó a crear otra fundación con sede en Japón, Music Sharing, y una más en Estados Unidos, Partners in Performance, para acercar a las personas que no pueden tener acceso a la música y el arte.

Por esta labor, en 2007 fue nombrada Mensajera de la Paz de Naciones Unidas. El hecho ocurrió en septiembre de ese año, y fue el propio secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien le otorgó ese importante reconocimiento. Gracias a su labor pedagógica, la Universidad del Sur de California le hizo en 2012 un nombramiento sin precedentes.

Si de hacer música se trata, ella tiene el tiempo para todo, incluso para grabar. Recientemente estrenó dos álbumes, que se suman a su extensa discografía con la que completa catorce registros con Sony Classical y dos con Philips. En 2014 ganó el Premio Grammy en la categoría de Mejor Compendio de Música Clásica, con el sello finlandés Ondine, que presentó a Midori en una grabación del concierto para violín de Paul Hindemith, en colaboración con la Orquesta Sinfónica NDR, bajo la dirección de Christoph Eschenbach.

También ha hecho parte del sello británico Onyx, con un programa de recitales al lado del pianista Özgür Aydin, interpretando las sonatas para violín y piano de compositores como Shostakovich, Janácek y Bloch.

Midori ha sido auténtica y ha tenido como centro de su vida el violín. No le gusta mirar atrás, y después de cada concierto se prepara para el siguiente, queriendo perfeccionar cada vez más su arte. Ahora el Cartagena Festival Internacional de Música la recibe, seguramente para ratificar su talento, pero sobre todo para aprender que a través del arte se transforma la vida de los seres humanos.

* Periodista musical. Radio Nacional de Colombia.

, Midori, la violinista de la paz, http://www.elespectador.com/noticias/cultura/midori-violinista-de-paz-articulo-674359, http://www.elespectador.com/noticias/cultura/feed, ELESPECTADOR.COM – Zodiaco, Cultura,


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Jose Raul Lopez Daza – protección ambiental