Alex Giraldo director y creador de la película ‘Destinos’, que se estrenó en las principales salas de cine del país el 1 de septiembre, contó a este medio cómo fueron los procesos de grabación del largometraje y el trabajo con los actores en la preparación de la historia. En el filme los principales ingredientes para su realización fueron la improvisación, la inmersión real en las profesiones y vidas de los personajes, y el toque mágico: el desconocimiento del desarrollo de la historia.

“Yo sentía que sería muy interesante si los actores viven el rol de sus personaje, por eso  pensé que de la combinación entre las experiencias y lo que ya tenía de investigación podía surgir algo interesante”, dijo Alex Giraldo, escritor y director de la película ‘Destinos’ a El Espectador.

Giraldo explicó que el trabajo de los actores consistió en dejar tareas sobre cada uno de los personajes, los cuales son un boxeador, un expresidiario, un barrendero, un ayudante de construcción y una cantante que renuncia a la música. La labor básicamente consistía en un trabajo de inmersión en la vida de los protagonistas de la historia, esta actividad la realizaron durante seis meses.

El director les dejaba tareas, luego se encontraban y comenzaban a narrar sus anécdotas, a partir de la cuales Giraldo iba tomando apuntes, los cuales finalmente usó para escribir el boceto de la historia.

Cabe destacar que los protagonistas cuando aceptaron los papeles conocían las profesiones de sus personajes, pero a diferencia de otras producciones no tenían un guion donde estuvieran los diálogos o el desarrollo de la historia.

Los actores que participaron en la cinta fueron Angélica Blandón, Alejandro Aguilar, Manuel Sarmiento, Andrés Torres, Diego Ramírez Hoyos. Acompañados por Jeniffer Arenas, Julio Pachón, María Soledad Rodríguez, Marcela Valencia, Roberto Iznaga, Roger Moreno, Lauren Emilia Ceballos, Cami Martínez y Violeta Aguilar.

“La película da la sensación de observar cinco vidas que están ocurriendo de forma paralela, esas se conectan por algunas circunstancias, lo que dio pie para no tener un guion y que no supieran que pasa. Solamente conocían los momentos claves de sus historias, lo que ayudó a que se diera la improvisación o jugar con otras acciones que ocurrieron en el set durante la grabación de la película”, relató Giraldo a este medio.

Al inició, el largometraje estaba proyectado para ser grabado en Cali, pero por falta de financiación no se pudo llevar a cabo. Por esta razón el rodaje se tuvo que realizar en Bogotá, a pesar de que al creador de la película no le gustaba cinematográficamente la ciudad. En la capital del país los costos de grabación eran menos costosos. El guion fue adaptado a la arquitectura y luz de la capital. En 18 días se grabaron todas la escenas y tan solo se repitió una locación, que fue la tienda de peces.

La debilidad personal de Giraldo era el tiempo, la toma de decisiones y el destino, que fueron los principales ingredientes para poder narrar estas historias. Las anécdotas que cuenta en ‘Destinos’ son el reflejo de casos similares de la vida real que tuvo la fortuna de conocer de primera mano.

‘Destinos’ ha participado en los festivales internacionales de cine en Chicago, Havana de Nueva York y Trieste en Italia. También en eventos nacionales como el VIII Festival Internacional de Cine de Santader – FICS y Festival de Cine Colombiano en Medellín. Aunque sólo obtuvo reconocimientos en el Festival de Cine de Cuenca (Ecuador), donde consiguió una Mención Especial, y en el de Cúcuta, donde ganó el Premio del Público.

 

 

, Los secretos del rodaje de la película colombiana ‘Destinos’, http://www.elespectador.com/noticias/cultura/los-secretos-del-rodaje-de-pelicula-colombiana-destinos-articulo-656157, http://www.elespectador.com/noticias/cultura/feed, ELESPECTADOR.COM – Zodiaco, Cultura,


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});