—Así no es. Así no se hace una película.

Eso era lo que escuchaban Juan Sebastián Mesa, Alexánder Arbeláez y José Manuel Duque, el equipo detrás de Los nadie, cuando les contaban a sus profesores, amigos y conocidos sobre el proyecto.

—¿Cómo van a rodar sin plata? Eso no es así.

El 2 de marzo de este año la película inauguró el Festival de Cine de Cartagena (Ficci) y meses más tarde ganó el premio del público en la edición 31 de la Semana de la Crítica del Festival de Cine de Venecia.

Mesa es el director y Arbeláez y Duque los productores. Se conocieron en la Universidad de Antioquia, cuando cursaban la carrera de medios audiovisuales, y desde ahí crearon el grupo base que sacó adelante esta película.

Los nadie son cinco jóvenes que quieren salir de una ciudad: Medellín. Sin embargo, podría ser Pereira, Cali, Bogotá, Buenos Aires o Santiago. Es el anhelo juvenil de salir a recorrer el mundo porque no basta con lo que se conoce.

Los papás de los tres amigos que hicieron la película no entendían lo que sus hijos hacían. No entendían por qué tardaban tanto en hacerla y en algún momento pensaron que los encontrarían en la pantalla. Sólo en el estreno de Kalashnikov, un corto que lanzaron en 2013, las familias Mesa, Arbeláez y Duque pudieron hacerse una idea del trabajo de sus hijos. Lo terminaron de entender cuando la película inauguró el Festival de Cine de Cartagena. Ahora las tres familias asumieron el rol de relacionistas públicos e invitan por Whatsapp y redes sociales a todos sus conocidos a ver Los nadie.

La pieza es la antesala de un viaje que los protagonistas buscan hacer por Suramérica. Es el paso previo a una película de carretera. El punk, los malabares y la incomodidad de los jóvenes con su entorno son los pilares del largometraje. La decisión del blanco y negro, según explica Mesa, fue para generar atemporalidad, un recurso para que el espectador no pueda estar seguro de qué momento del día es ni de qué tanto tiempo pasó entre escena y escena.

En 2010, cuando el director iba en quinto semestre de la universidad, decidió parar y hacer un viaje que lo llevara hasta el sur del continente.

—En ese momento, ser joven en Medellín era ser sospechoso. Te requisaban en cada esquina, en cada lugar, y me aburrí de eso.

Le contó sus planes a un amigo con el que andaba en moto y él le siguió la idea. Mesa pidió plata prestada, su amigo vendió la moto. Luego, contagiados por el entusiasmo, otros dos compañeros de Mesa se unieron al viaje. Uno de ellos fue José Manuel Duque, productor de la película.

—No teníamos muy claro para cuál lugar íbamos, sino simplemente era el hecho de salir a viajar. No había ruta ni un objetivo claro.

Así nació Los nadie. Mesa hizo el primer boceto basándose en la idea de querer irse de un lugar. Durante el viaje se dio cuenta de que no era algo que sólo les pasaba a ellos, sino que era algo inherente a la juventud.

En el recorrido conocieron a muchos malabaristas y les gustó su idea de libertad. Por eso quisieron que sus protagonistas se dedicaran a ese oficio. Alejandro Pérez, que interpreta a la Rata, uno de los personajes principales, es amigo de Mesa y malabarista. El director pudo intercambiar conocimientos con él. Mientras Mesa le daba consejos para viajar, Pérez le contó cómo eran las dinámicas del oficio: desde cuánto duraba un semáforo hasta cuánta plata se podía hacer por día.

Con los apoyos financieros que consiguieron en el camino, entre ellos un aporte de la iniciativa europea Cine en Construcción, en Tolouse, otro de Santiago de Chile y el estímulo para posproducción del Fondo para el Desarrollo Cinematográfico de Colombia, lograron producir la película.

El proceso fue largo. Las sesiones de rodaje tuvieron intervalos de hasta cinco meses, algo que no era fácil de manejar. Cualquier viaje inesperado de alguno de los actores principales acabaría con la película. Sin embargo, lograron sobrellevarlo.

La película es otra confirmación del buen trabajo que se está haciendo en Colombia en materia de cine. Los nadie se estrenó el pasado 15 de septiembre en cines de cuatro ciudades de Colombia. Durante el primer fin de semana en cartelera, 5.198 espectadores la fueron a ver. El cine de autor sigue dándole al país motivos para estar orgulloso; el comercial aún no ha entendido la necesidad de avanzar en sus temas y narrativas.

—A veces podemos estar viviendo la película sin darnos cuenta —dicen Mesa y Arbeláez, y terminan confesando lo que ven cuando proyectan su película:

—En la pantalla uno no sólo ve un personaje, sino también a un amigo.

, "Los nadie": el viaje que originó la película, http://www.elespectador.com/noticias/cultura/los-nadie-el-viaje-origino-pelicula-articulo-655834, http://www.elespectador.com/noticias/cultura/feed, ELESPECTADOR.COM – Zodiaco, Cultura,


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});