Lo más difícil para un premio, cualquiera que sea, es mantener su credibilidad y perdurar en el tiempo: las posibilidades de que con los años se corrompa, pierda fuerza o simplemente nadie se postule son muy altas. Los India Catalina han sabido sortear los obstáculos. Los premios que durante más de 30 años han premiado las producciones televisivas se han enfrentado, paradójicamente, con los canales de televisión. Que si las producciones del otro están más nominadas que las mías, no patrocino. Que si la presentadora es del otro canal, no voy. Eran algunas de las respuestas que recibía, año tras año, Lina Rodríguez, directora de los premios y del Festival Internacional de Cine de Cartagena (Ficci). Y que ella, junto con su equipo, debía entender y arreglar.

“Cuando hay plata de por medio es mucho más difícil lidiar con egos tan grandes”, cuenta Rodríguez, quien este año se propuso cambiar la ruta de los Premios India Catalina que se realizarán el 4 de marzo del próximo año, en el marco del Ficci.

¿Qué cambió en los India Catalina?

Fue un año de grandes reflexiones acerca de la industria audiovisual, en donde hemos hecho un ejercicio muy juicioso de estudiar la industria audiovisual colombiana y eso no ha permitido tomar decisiones con respecto al cambio del nombre. Vamos a dejar de ser los Premios India Catalina de la televisión colombiana para ser los Premios India Catalina de la industria audiovisual colombiana, eso lo que quiere decir es que se abre el espectro para poder invitar a todos los contenidos que están liderando otras plataformas.

¿Por qué lo hicieron?

Hoy hablamos de una industria de imágenes en movimiento que no sólo se limita a la televisión o a los canales convencionales, sino que unas nuevas tendencias comienzan a crear más formas de consumir otro tipo de contenidos audiovisuales. No queríamos quedarnos atrás.

En las reflexiones que se hicieron a partir de este año, ¿qué encontraron?

Que nosotros como espectadores tenemos otros hábitos de consumo y de creación. Por eso hemos decidido apostarle a abrir categorías online, eso quiere decir que vamos a abrir en los premios más antiguos de la televisión colombiana un espacio donde se podrán valorar documentales, series o programas que se realicen sólo en la web. Eso es lo que está marcando tendencia en plataformas como Youtube, ente otras.

¿Cómo piensas mostrar ese cambio de nombre dentro de los premios?

Estamos dando un giro muy importante que nos va a permitir fidelizar a un nuevo público y a los nuevos generadores de contenido. Vamos a invitar a los talentos o influenciadores de este mundo digital: youtubers, personas que marcan tendencia a través de distintas plataformas. Queremos cambiar esa dinámica de sólo premiar telenovelas o series.

Entre las producciones online que podrán participar en esta nueva edición de los premios se encuentran docuweb, seriados web, sketch, entre otros, al igual que youtubers y demás talentos digitales en las categorías de Mejor Producción Online y Mejor Talento Online. Todas las producciones competirán al tiempo con contenidos y talentos televisivos en las categorías de: Mejor Producción de Animación, Mejor Producción de Canal Comunitario y Mejor Talento Infantil de la Industria Audiovisual.

¿Qué más cambios se tienen previstos para la edición de 2017?

Los votantes. Estos han sido los premios de la industria, a diferencia de los TvyNovelas u otros, los India Catalina son la referencia del sector en el mismo medio, es decir, ellos son los que se votan, los que se eligen.

Hay cierto prestigio que nos aleja de un tema de marcación de rating o de otro tipo de influencias a nivel de consumo. Queremos tener las dos cosas: queremos permitir que esa audiencia más amplia pueda votar, en principio tres categorías: mejor producción favorita del público talento online y talento favorito.

También vamos a involucrar a nuevos votantes que tienen que ver con agencias de medios, anunciantes e influenciadores digitales. Van a poder votar todos lo que tienen que ver con la industria audiovisual. Esperamos más de 800 votantes para 41 categorías en donde vamos a tener 34 estatuillas y siete menciones especiales. Algunas de las categorías serán premiadas con hasta $12 millones para la realización de nuevas producciones. También el próximo año, por primera vez, los premios serán transmitidos por plataformas digitales.

¿Cómo se escogen los nominados?

Son seleccionados por un comité técnico, quienes representan los sectores que conforman la industria en Colombia, y ellos, mediante una plataforma de votación, sacan unas nominaciones para los votantes.

¿Cómo fue el balance de este año?

Cada año hacemos un balance con lo que se está moviendo en la industria y miramos qué categorías siguen vigentes o cuáles necesitan crearse. Este año, por ejemplo, creamos la de mejor presentador de deportes precisamente porque se está haciendo mucho en esta área y nos parece importante poder resaltar un talento.

La columna vertebral de estos premios es reconocer producciones y premiar talentos, y en ese sentido están repartidas las cargas.

¿Por qué, después de 30 años, cambiar el rumbo de los premios?

Hay que acomodarse y adaptarse: nosotros no podemos quedarnos en estructuras rígidas de antes y no queremos dejar de premiar contenidos que tengan nivel y estén usando otras estrategias para contar historias. Queremos defender otro tipo de narrativas y no que se queden por fuera porque no salen en los canales convencionales. Queremos ser más integrales e incluyentes.

¿Qué ha sido lo más difícil de renovarse?

Abrirnos al público. Siempre hemos sido de la industria para la industria y esa ha sido la estructura de los premios, sin embargo, éstas no pueden ser tan rígidas en un mundo que es, hoy en día, tan líquido y cambiante. Nos toca ir de la mano de esa transformación e ir evolucionando con la industria. El público se merece unos premios más grandes.

¿Para qué son importantes los premios?

Creo que es la mejor manera de legitimarse y de celebrar ese trabajo arduo y esos desafíos a los que se están enfrentando todas las personas que hacen productos audiovisuales en este país. Los premios sirven, también, para validarse en la misma industria, los India Catalina son el espacio donde los generadores de contenido se encuentran y se celebran frente a una audiencia.

¿Qué ha sido lo más difícil de mantener estos premios?

Tiene que ver con la transparencia y con defenderla, porque hemos sido honestos. Siempre nos vemos amenazados por el resultado. Cuando los resultados no son los que quiere un canal u otro, hay una tensión que termina en una polarización y en un señalamiento a una estructura que es y ha sido transparente desde siempre. Trabajar con esos señalamientos de manera correcta y honesta y defendernos nos hizo muy fuertes. Ahora es mucho más fácil, porque estamos más integrados, pero puedo decir que los años más duros ya pasaron.

¿Cómo es el proceso de inscripción?

El valor de la inscripción por categoría tendrá un costo de $90.000 y en cada uno de ellas los postulantes no tendrán límite de postulación de talento o producto. Las categorías que están exentas del cobro de inscripción son Mejor Producción de Canal Comunitario y Mejor Producción Online y Mejor Talento Online en su primer año. Hasta el 11 de enero de 2017 estarán abiertas las inscripciones en premiosindiacatalinatv.com, donde además conocerán detalles de los reglamentos que rigen la edición 33 de los Premios India Catalina.

, Los India Catalina, ahora más allá de la televisión, http://www.elespectador.com/noticias/cultura/los-india-catalina-ahora-mas-alla-de-television-articulo-671330, http://www.elespectador.com/noticias/cultura/feed, ELESPECTADOR.COM – Zodiaco, Cultura,


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Jose Raul Lopez Daza – protección ambiental