Matices armónicos y liderazgo melódico, en un dúo que reinventa en la interpretación a François Borne (1840-1920) y lo provee de sorprendentes sonoridades. Con ellos, bajo un cielo de plenilunio caribeño, se abrió el concierto de la noche del 9 enero en la Plaza de San Pedro Claver. La destreza interpretativa de Juliette Hurel, dotada de tersura y equilibrio, conjugada con el pleno dominio en la pulsación de Emmanuel Ceysson. Matices armónicos y liderazgo melódico, en un dúo que reinventa en la interpretación a François Borne (1840-1920) y lo provee de sorprendentes sonoridades.

Si La Belle Époque ensanchó el vínculo fecundo de poetas y músicos, en un diálogo de lenguajes y una fértil simbiosis creativa, en esta velada hemos presenciado cómo los instrumentos, en sus infinitas posibilidades expresivas, configuran un insondable universo de exploraciones estilísticas.

Richard Galliano, acordeonista francés, con tres impecables interpretaciones (Fou rire, Andaluz y Libertango), ha demostrado por qué es un connotado heredero de Astor Piazzolla. Una prodigiosa capacidad para, bien sea en la musette francesa o la canción popular, pincelar de destellos jazzísticos una puesta en escena cuyo sonido hipnotiza. Un fuelle que parece tener una conexión mágica al plegarse a la virtuosa ejecución del músico.

En el cierre, un tributo a Gabriel Fauré por el Quatuor Voce, quienes en la conjugación de cuerdas de violín, viola y violonchelo, logran enaltecer el refinamiento de una obra como el Cuarteto de cuerdas en Mi menor, Op.121. Aunque inacabada por la decrepitud de su cuerpo, esta obra de Fauré supone un arduo ejercicio de elevada exigencia que los jóvenes intérpretes franceses alcanzan con probada solvencia.

En los cafés parisinos en los que confluían diletantes y viajeros, estetas y bohemios, gratificaban a los músicos con febriles vítores y cálidos aplausos. En el XI Festival Internacional de Música de Cartagena, la intrépida brisa del mar y el alborozo de turistas y lugareños, ha permitido continuar esta tradición.

, La exquisitez del interludio, http://www.elespectador.com/noticias/cultura/exquisitez-del-interludio-articulo-673962, http://www.elespectador.com/noticias/cultura/feed, ELESPECTADOR.COM – Zodiaco, Cultura,


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Jose Raul Lopez Daza – protección ambiental