El cuerpo busca maneras de expresarse, maneras de ser y sentir, busca darle rienda suelta al pensamiento, a las ideas, busca incidir, transformar. Por ello brotan como semillas, los movimientos danzados que solo los maestros integran, difunden, transmiten a sus discípulos como un jardinero le da vida a su jardín.

Sin quererlo, Wilfran Barrios Paz, un hombre nacido en el corregimiento Isla Fuerte de Cartagena, un negro colombiano, como él mismo dice, con más de tres décadas de incansable trabajo por la danza en el país, es  hoy un maestro en todo el sentido de la palabra, un investigador y por ende un referente de la cultura colombiana, fundador de la Corporación Cultural Atabaques, un proyecto de vida que se ha convertido en cuna de la danza en la fragmentada ciudad de Cartagena.

Esposo y padre, se entregó a la danza a muy corta edad; algunos dirían que se dejó seducir y esa es la razón, por la que a través de la investigación crea obras que se funden entre la danza tradicional y contemporánea que es reconocida y valorada por un sector que hoy por hoy busca también visibilizarse.

Pero ¿quién es en realidad Wilfran Barrios, un hombre al fin y al cabo?  Él y algunos invitados del sector nos acercan a la persona detrás de la danza.

Periodista (P): ¿Cuándo la danza deja de ser un hobbie?

Wilfran Barrios (WB): La verdad nunca lo he pensado así. Nunca he visto la danza como un Hobbie, para mí la danza es mi pasión. La danza soy yo. Siempre ha sido algo que ha estado dentro de mí… Nunca pensé que fuera un hobbie, nunca he bailado porque me pareciera bonito o tuviera tiempo, lo hacía porque me movía y en mi casa siempre me acompañaron… Salía de la universidad y me iba a ensayos, a veces no me importaba si tenía clase, era más importante mi ensayo, mi danza. Era y aun es una cuestión de vida. Ha sido sacrificios, ha sido alegrías, han sido pocas tristezas, la danza ha sido una cuestión de amor.

P: ¿Cómo ha manejado la relación entre su familia y su pasión?

WB: A veces mi familia y lo que hago con la danza son aparte, a veces son lo mismo. Yo conocí a mi esposa en un grupo juvenil de danza, luego pasamos juntos a un grupo profesional como pareja.

Cuando nació mi niña, me la llevaba como acompañante a mis clases. Allí aprendió a bailar, viajaba con ella, me la llevaba a los carnavales. A mi hijo, que hoy  esta grande, lo invito al grupo pero como músico, pues a él lo que le gusta es eso.  Ambos niños llevan en sus venas el folklore, sus raíces, su cultura.

Mi mamá y mis hermanos siempre me han apoyado mucho. Siento que están orgullosos de lo que hago. Ellos siempre están ahí conmigo y para mí. Si tengo una dificultad no la siento por que están ahí. En este sentido, he sido afortunado, pues, con pesar, he visto en las familias de los jóvenes que hacen parte de la compañía, de Atabaques, que los padres no aceptan que estén en la danza, si es hombre mucho menos. Sobre todo porque piensan que no es productivo. Yo nunca tuve ese problema.

Los chicos de Atabaques, también son mi familia y los sentí así siempre, lo sentí más cuando me enfermé, cuando estuve en coma, porque estuvieron ahí, muy pendientes, claro, peleamos, discutimos pero hay un amor fuerte y es que es así como son las familias.

P: ¿Cómo se ve en el futuro?

WB: …Estaré bailando, si Dios me sigue dando la fortaleza necesaria espero tener a futuro un espacio propio,  un teatro alternativo, en donde tenga la opción de decir volteemos  esto al revés,  porque sería nuestro. Este es uno de mis grandes sueños.  A futuro creo que estaré con quienes vienen conmigo, haciendo lo que más nos gusta, Danzar.

P: ¿Quién es Wilfran Barrios para Wilfran Barrios?

WB: Un ser humano sencillo, humilde, que entrega  todo sin buscar nada a cambio, un ser humano al fin y al cabo, de carne y hueso, de alegrías y tristezas, de tierra y aire, un hombre amoroso. No me interesa la fama, prefiero que digan la persona que soy en realidad.

Para los profesionales y gestores del sector ¿Quién es el hombre detrás de la danza?

Shirley Caicedo: Es un icono. Él me dio otras perspectivas de la danza. Miembro de Atabaques.

Martha Díaz: El grupo, Atabaques, es una gran familia y Wilfran es el guía. El no solo nos ha ensañado un movimiento, sino también una forma de ver la vida a través de la danza. Miembro de Atabaques.

Geiner Escalante: Atabaques nace como grupo folklórico y luego se transforma en una idea de danza afrocontemporánea, sin Wilfran no existiría Atabaques. En lo profesional, es un maestro; en lo personal, es maestro y un padre. Miembro de Atabaques.

Ana Carolina Ávila: Wilfran Barrios es una pieza invaluable del rompecabezas de la danza de Cartagena y del Caribe colombiano. En su historia de vida, su trabajo como maestro, creador y cultor se evidencia la potencia de una memoria colectiva que viene de sus ancestros y se vuelca en nuevas formas y cuerpos con el paso del tiempo.

Wilfran ha construido una comunidad de sentido alrededor de la danza como camino de vida, trabaja todos los días por la dignidad del saber de los danzantes y cultiva en todos los que trabajan con él, una conciencia profunda de la danza como dimensión trascendental. Sus ejes, la raíz, el rito y la liberación son algo más que palabras que describen una intención en la formación de su compañía Atabaques, son ejes sobre los cuales ha orientado su vida.
Asesora Danza Viva – Ministerio de Cultura, Asesora de Artes – Subdirección de prácticas artísticas y del Patrimonio de la Secretaria de Cultura, Recreación y Deporte. 

Martha Ligia Gómez: Para mi Wilfran Barrios es un emancipador de la danza, un gran maestro, coreógrafos y bailarín… Pertenece a los guerreros danzantes que utiliza el cuerpo y la danza como medio de rebelión y de encuentro para hablar de las necesidades colectivas de su pueblo y raza. Además un hermoso ser humano.

Mi experiencia trabajando como par junto con Wilfran, ha estado bañada de mágicos momentos donde la creación a fluido de manera maravillosa,  también la colaboración, escucha, respeto, visibilización y camaradería… es amigo y cómplice de imaginarios ancestrales, de revivir en el ahora los saberes. Esto lo convierte en Sabedor y portador preocupado por mantener viva la llama de la Tradición Afro Caribe. Gestora y cultura de danza en Barranquilla, docente de la Universidad del Atlántico.

Raúl Parra: El maestro, el formador de muchas personas, el padre amado. Es el protector de mucha gente. Es una persona que ahora está rescatando las tradiciones de la danza que ha conocido en toda su vida. Es una persona que tiene un espacio en el que forma en danza a mucha gente. Es la persona que alrededor de la danza arma grupos de personas, de sentires, de humanidad. En Atabaques, que es su creación, la gente no está solo por la danza sino también porque es un proceso social que les ayuda. Investigador de la danza en Colombia | Docente asociado – Artes Escénicas – Facultad de Artes ASAB – Universidad Distrital Francisco José de Caldas

El maestro Wilfran Barrios o Wilfi como lo llaman sus más cercanos amigos, presentará parte de su trabajo escénico en la obra Replantear, cuerpo y memoria, resultado del Emsamble coreográfico: Atabaques, Periferia y Permanencias – Homenaje a Cartagena de Indias, sitio de memoria afro.

La obra se presentará en una única función el próximo 12 de noviembre a las 8 p.m. en el Teatro Colón. Esta hace parte de la programación del IX Festival de Danza en la Ciudad.

, “La danza es una cuestión de amor”: Wilfran Barrios, http://www.elespectador.com/noticias/cultura/danza-una-cuestion-de-amor-wilfran-barrios-articulo-664082, http://www.elespectador.com/noticias/cultura/feed, ELESPECTADOR.COM – Zodiaco, Cultura,


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Jose Raul Lopez Daza – protección ambiental