Las agencias de la ONU dedicadas a la alimentación llamaron este viernes a actuar contra el cambio climático y adaptar los sistemas agrícolas para evitar el hambre que sigue afectando a casi 800 millones de personas. (Lea: El campo latinoamericano se está envejeciendo: OIT)

En la celebración adelantada del Día Mundial de la Alimentación, que este año cae en domingo -16 de octubre-, el director general de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano da Silva, subrayó los daños que el clima está causando en la agricultura en todo el mundo.

Desde el aumento de las pestes hasta la sequía derivada de El Niño en el sur de África o Centroamérica, pasando por el último huracán Matthew que ha destruido parte de Haití, Da Silva citó algunas de las actuales crisis, que cada vez son más probables y más difíciles de predecir.

La mayoría de los afectados por el cambio climático “son familias pobres que viven en zonas rurales de los países en desarrollo y que bajo las circunstancias normales apenas pueden sobrevivir”, afirmó.

Bajo el lema “El clima está cambiando, la alimentación y la agricultura también”, las Naciones Unidas destacaron la necesidad de poner en marcha acciones de adaptación y mitigación de los sistemas agrícolas frente al clima, incluida la inversión en innovación tecnológica y programas sociales.

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, invitado a la ceremonia, recordó que el combate a la pobreza y el hambre es una cuestión política, al igual que el asunto de la inmigración, por lo que criticó a quienes hacen prevalecer en Europa “los egoísmos nacionales”.

“No es aceptable que un joven en África tenga en su móvil acceso a la misma información que un europeo y que no tenga el mismo derecho a la alimentación”, remarcó Renzi, que defendió sus políticas en Italia a favor de reducir la presión fiscal a los agricultores, mejorar la calidad de los alimentos y despilfarrar menos.

Semanas antes de que comience en Marrakech la próxima cumbre del clima, la princesa Lalla Hasna de Marruecos recordó que la mayoría de los países firmantes del Acuerdo de París el año pasado se comprometieron a adaptar sus sistemas agrícolas, por lo que ahora -dijo- hace falta implementar el pacto.

Destacó el interés marroquí de asegurar que “se escuchan los deseos de África”, continente en el que se necesitan priorizar y financiar proyectos para la agricultura y la seguridad alimentaria.

Por su parte, el enviado especial de la ONU para El Niño y el clima, Macharia Kamau, indicó que se requiere responder con “rapidez y efectividad”, para ayudar a las poblaciones más vulnerables con el objetivo de cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible fijados para 2030, entre los que figura la erradicación del hambre y la pobreza.

El presidente del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), Kanayo Nwanze, también instó a “moverse más allá de las palabras y tomar acciones concretas”.

Mientras, la directora ejecutiva del Programa Mundial de Alimentos (PMA), Ertharin Cousin, abogó por trabajar con las comunidades para que puedan cultivar sus propios alimentos y no depender de la ayuda externa que ofrecen organizaciones como la suya. 

, Hambre, un drama que sigue afectando a cerca de 800 millones de personas, http://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/hambre-un-drama-sigue-afectando-cerca-de-800-millones-d-articulo-660381, http://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/feed, ELESPECTADOR.COM – Medio Ambiente,


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});