Cuando se trata de trabajar con animales en su hábitat natural, los tacones se transforman en botas y las luces artificiales son reemplazadas por un sol abrasador o una lluvia inclemente. La selva, el cielo, los ríos, montañas y demás ecosistemas son el estudio de la película, mientras que los protagonistas se muestran tal y como son en su entorno.

La supervivencia no entiende de ensayos, no hay cortes, no se puede repetir la misma escena una y otra vez hasta conseguir la toma perfecta, por lo que una muy buena escena tambiéncarga consigo una alta dosis de suerte, de haber podido presenciar lo que se quería en el momento indicado.

Una vez en las salas de cine, los documentales de naturaleza tienen el poder, como todas las películas, de entretener, denunciar o informar sobre una situación en particular. Aquí algunos de los documentales más destacados de este siglo por el director y guionista, Óscar Cusó. 

Le peuple migrateur (2001)

Los directores Jacques Perrin, Jacques Cluzaud y Michel Debats viajaron durante cuatro años por todos los continentes para seguir la migración de más de 30 especies de aves. Gran parte de las imágenes aéreas fueron grabadas con aves “mansas”, criadas desde su nacimiento por los cineastas para que se acostumbraran a volar naturalmente frente a las cámaras.  La película fue filmada desde ultraligeros, parapentes y globos aerostáticos, así como camiones, motocicletas, lanchas, robots controlados a distancia y un buque de guerra de la Armada francesa

La Marche de l’empereur (2005)

Es un documental dirigido y coescrito por Luc Jacquet, y coproducido por Bonne Pioche y La National Geographic Society. Esta es la historia de una pareja de pingüinos que combaten las adversidades del frio glacial para salvar a su descendencia. El padre incuba a su único hijo, mientras la madre regresa al mar para conseguir reservas de alimento. Esta hazaña mereció el premio Oscar al mejor documental.

Planet Earth (2005)

Una apuesta de la BBC por capturar durante cinco años la riqueza natural del planeta que habitamos. En total son once capítulos, los primeros en ser grabados en alta definición en la historia. Su lanzamiento fue el 5 de marzo de 2005 en el Reino Unido y dos años después fue mostrado en 130 países. 

The Cove (2009)

El filme fue dirigido por el ex fotógrafo de National Geographic, Louie Psihoyos, quien tenía el objetivo de denunciar la caza anual de delfines que se lleva a cabo en el Parque Nacional de Taiji, Wakayama, en Japón. Es un documental que carga con una dosis de indignación muy fuerte, con imágenes explícitas que dan cuenta de un multimillonario negocio que no para. The Cove ganó el Premio de la Academia por Mejor Documental en 2010. 

Monkey Kingdom (2015)

Esta es la historia de una familia de monos que viven en las ruinas antiguas de las selvas de Polonnaruwa, en Sri Lanka. Un documental que busca llamar la atención de los más chicos por los temas ambientales, y revivir el interés de los adultos.

, Estos son los mejores documentales de naturaleza del siglo XXI, http://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/estos-son-los-mejores-documentales-de-naturaleza-del-si-articulo-666550, http://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/feed, ELESPECTADOR.COM – Medio Ambiente,


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Jose Raul Lopez Daza