En su deseo por acercar la música clásica a los cartageneros, el Festival lleva un programa especial a los barrios de la ciudad. En esta oportunidad, el escenario elegido fue la remodelada parroquia de Cristo Rey en el barrio Crespo, escenario donde convergen, además de los residentes del sector, la población de la creciente Zona Norte de Cartagena. (Lea también: Prográmese con el Cartagena XI Festival Internacional de Música)

Los asistentes se deleitaron con dos puestas en escena. La primera por cuenta de los colombianos Santiago Cañón, en el violonchelo, y Raúl Mesa, en el piano, quienes interpretaron Le grand tango, Encore y El vuelo del abejorro. Después, el cuarteto brasileño del acordeonista Renato Borghetti subió la temperatura del concierto con obras como Sétima do pontal, Redomona, Passo fundo, Barra do Ribeiro, Laçador y Merceditas. Fue tanta la emoción de las personas en el público que exigieron, mediante un ininterrumpido aplauso de varios minutos, una nueva intervención de los brasileños. El concierto se realizó ayer a las 10:00 a.m., con el apoyo de la Sociedad Aeroportuaria de la Costa (Sacsa).

“Este concierto es algo muy acertado. Ya van cuatro años permitiendo que nuestro templo sea el recinto donde se pueda seguir escuchando la música que es cultivo de la misma Iglesia, que permite elevar el espíritu y promover la cultura de la gente y de los fieles”, afirmó el padre José Perdomo, párroco de la comunidad anfitriona y quien asumió la vocería del público.

, El Cartagena XI Festival de Música llegó por cuarto año a los barrios, http://www.elespectador.com/noticias/cultura/el-cartagena-xi-festival-de-musica-llego-cuarto-ano-los-articulo-674554, http://www.elespectador.com/noticias/cultura/feed, ELESPECTADOR.COM – Zodiaco, Cultura,


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Jose Raul Lopez Daza – protección ambiental