En el marco de la campaña “Cuando salvas el corazón de un niño salvas un buen corazón” de la Fundación Cardioinfantil, la compañía de Ballet de Leipzing de Alemania ofrecerá una función especial con el fin de recaudar fondos para los niños enfermos del corazón. En esta oportunidad se presentará la obra Rachmanovic inspirada en las melodías del pianista ruso Sergei Rachmaninov.

La presentación, que se llevará a cabo el próximo 21 de octubre en el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo, resalta las románticas obras de Sergei Rachmaninov, uno de los compositores rusos más importantes. Su música, aunque nunca fue escrita expresamente para ballet, continúa inspirando coreógrafos alrededor del mundo. En este caso a Mario Schröder & Uwe Scholz, reviven el concierto número 2 y 3 del compositor, que encarnan fuerza e intensidad, expresa no sólo la alegría libre de vivir y una energía siempre presente, sino también una melancolía contenida.

Lo recaudado en taquilla será destinado al programa social de la Fundación Cardioinfantil, “Regale una Vida”, que anualmente diagnostica cerca de 3.200 niños de forma gratuita, ofrece tratamiento (cateterismo o cirugía) a un 10% de esta población y que a hoy, ha salvado a más de 15.000 niños de bajos recursos, provenientes de diferentes regiones del país.

 

“En la Cardioinfantil entendemos que nuestro trabajo es devolverle la posibilidad de vivir a miles de niños para que sus sueños sean más grandes que sus temores. Es por esto que durante más de 4 décadas el ideal ha sido  la identificación e intervención oportuna de cardiopatías en los niños del país. Labor que no habría sido posible sin la ayuda de millones de buenos corazones que han creído que al salvar el corazón de un niño, salvamos un buen corazón” afirma Santiago Cabrera González, director ejecutivo de la fundación.

Esta función especial hace parte de la campaña “Cuando salvas el corazón de un niño, salvas un buen corazón” que tiene el objetivo de recaudar fondos para continuar ayudando a los miles de niños, de bajos recursos, que nacen con cardiopatías congénitas; y quienes, gracias a las donaciones de los colombianos, han sido diagnosticados y tratados, por un grupo de especialistas altamente calificados de la Fundación, recibiendo una segunda oportunidad de vida.

El Ballet Leipzig

Hablar del Ballet de Leipzig es, aún hoy, hablar de Uwe Scholz, su director y coreógrafo desde 1991 hasta su fallecimiento en noviembre de 2004. Con 40 bailarines de más de 20 países, el Ballet de Leipzig es una de las pocas compañías grandes de ballet de Alemania reconocidas a nivel internacional. Poco después de que Scholz se hiciese cargo de la compañía de ballet de la Ópera de Leipzig, él la bautizó como “Leipziger Ballet”, es decir, el Ballet de Leipzig, y desde entonces este nombre está estrechamente ligado al estilo específico coreográfico de Uwe Scholz, así como a la gran tradición de música sinfónica de la ciudad. “Bajo su mando, el Ballet de Leipzig pasó a ser una de las formaciones más sólidas y batalladoras de la danza en su país; su llegada ha servido para dinamizar el conjunto y ubicarlo en el panorama internacional”, aseguraba en un artículo Luis C. Iberni, crítico y profesor de Historia de la Danza de la Universidad Complutense de Madrid, un año antes de la muerte del genial coreógrafo alemán.

, El Ballet Leipzig ayuda a niños que sufren del corazón en Colombia, http://www.elespectador.com/noticias/cultura/el-ballet-leipzig-ayuda-ninos-sufren-del-corazon-colomb-articulo-660072, http://www.elespectador.com/noticias/cultura/feed, ELESPECTADOR.COM – Zodiaco, Cultura,


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});