Hablar de cambio climático puede terminar en dos cosas; en una discusión acalorada sin fundamentos científicos, liderada por el apasionamiento e infundada por el pesar de ver morir a los osos polares; o sencillamente en ignorar la conversación y seguir viviendo en un mundo paralelo donde eso de la sobre población y los problemas de agua ocurren a miles de kilómetros.

Entonces llega el amor platónico de muchos, Leonardo Dicaprio, y nos baja de la nube de un golpe, diciendo que esto del cambio climático es serio, que hasta él que ha llevado una vida plena y con todo a su disposición, ha decidido emprender una lucha sin tregua para que nosotros, los jóvenes, entendamos que el mundo puede acabar, que no es broma ni una discusión ‘light’ entre activistas locos, hippies y desocupados.

DiCaprio ha dedicado 15 años de su vida a investigar y conocer más sobre las problemáticas ambientales, enfocándose en el Cambio Climático. Desde hace tres emprendió su viaje alrededor del mundo, acompañado por Fisher Stevens, para registrar lo que muchos aún no creen, que este planeta está agonizando, que nosotros somos el problema, pero que también somos la única solución.

Bajo esa premisa, uno queda más confundido que antes, ¿cómo algo que causa el problema, es la solución? La respuesta es simple, si hemos agotado cada rincón de la tierra para el beneficio de algunos, explotado los recursos sin medida, procreado sin control y causado la extinción de cientos de especies animales y vegetales; entonces debemos estar dispuestos a parar, pensar y tomar decisiones que disminuyan el impacto ambiental. Suena fácil, pero no lo es ni lo será. Esto implica sacrificio y, no es que seamos la especie más destacada por su cooperativismo, sino pues vea dónde estamos.

¿Qué hacer? Esa es la principal pregunta cuando uno pone el tema entre amigos y familiares; y esa es la misma preocupación que ha motivado al Embajador de Paz de Las Naciones Unidas a realizar el documental ‘Antes Que Sea Tarde’. La palabra documental, ya espanta a más de uno, que ve en este género un espacio que lo deja con el corazón desgarrado y queriendo ir a salvar ballenas de los barcos japoneses, pero sin una solución real. Sin embargo, DiCaprio plantea soluciones claras que van desde lo político hasta lo económico.

Y es que en los últimos años el tema de los documentales ha cambiado, ya no es un video contando cómo nacen, crecen, se reproducen y mueres diferentes especies; sino cómo podrían dejar de existir sino paramos nuestras acciones diarias, desde ahorrar agua y energía, hasta dejar el consumo de carne por su efecto, no sólo con gases de efecto invernadero, sino por la tala indiscriminada de árboles para cría de ganado. O dejar los combustibles fósiles (un tema ni pensado en Colombia) para darle paso a las energías renovables, que mucho funcionarían en territorios como la costa caribe que sufren por cortes de energía, pero ignoran que el sol es la mayor fuente de todas.

Para mi el cine es sin lugar a dudas la herramienta más certera para llevar un mensaje y generar un cambio de pensamiento. No existe nada más efectivo que mover a otro desde la sensibilidad, desde la compasión y luego desde la razón. Antes Que Sea Tarde es la mezcla de eso, es sensibilizar con imágenes a los asistentes y empoderarlos con argumentos científicos de la necesidad de un compromiso ambiental serio, que debe trascender el cerrar la llave mientras se cepilla los dientes, a tener conciencia de los productos que consume y el político que elige.

*Comunicadora Social, apasionada por el medio ambiente, Directora de@PlanetOn_Co 

, Dicaprio y su documental sobre cambio climático, http://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/dicaprio-y-su-documental-sobre-cambio-climatico-articulo-663245, http://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/feed, ELESPECTADOR.COM – Medio Ambiente,


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Jose Raul Lopez Daza