Flora Martínez: Para este segundo ciclo de presentaciones de Frida libre hemos tenido mucho más tiempo de madurar la propuesta. La que realizamos en el Teatro Cafam de Bellas Artes, en Bogotá, salió gracias a la improvisación, a pesar de haber tener tenido todo el guion listo. Sin embargo, fueron muy pocos días para armar a esa Frida Kahlo que tenía en mi cabeza, y lo que más me emociona es que ahora tuviste más tiempo para plasmarla en el espacio.

Jimmy Rangel: Así es. Lo mejor se puede resumir en todo lo que hemos descubierto gracias a la exploración del personaje con una voz mucho más poderosa. Ahora está más trabajada, pero creo que con las presentaciones en el Teatro Colón continuará su proceso de crecimiento, porque son 17 funciones las que tenemos por delante.

F.M.: Recuerdo que Frida Kahlo llega a mí gracias a una propuesta que me hizo Julián González, del Museo del Tequila. En ese entonces tenía unos libretos, pero el personaje necesitaba mayor exploración, y lo más importante era que yo quería dar mi propia versión de Frida Khalo. Por eso es que tú siempre has dicho que Frida libre es una conversación entre Frida y Flora.

J.R.: Claro, porque para mostrar un personaje histórico es necesario tener en cuenta elementos como fechas y contextos. El libreto, elaborado por ti y Víctor Vásquez, se puede entender como una biografía, pero la representación sobre las tablas es mucho más, es la voz de Frida y sus vivencias.

F.M.: La gran ventaja es que a Frida Kahlo la aman en el mundo entero. Creo que ella es la pintora latinoamericana que nos representa en Europa. En este montaje quisimos alejarnos de las nacionalidades y no tuvimos en cuenta su ancestro mexicano y que la representaríamos en un país como Colombia. A partir de la exploración que hice sobre su obra puedo decir que sus cuadros no son mexicanos, sus pinturas son más bien sobre la humanidad.

J.R.: Hay algo que trasciende entre Colombia y México en esta versión nuestra y es la mujer en sus múltiples facetas. Creo que el narcotráfico nos ha unido, pero ahora también nos une la paz y Frida nos habla de todo.

F.M.: A mí lo que más me ha sorprendido de Frida Kahlo es su capacidad para superarse y su habilidad para reinventarse. Son impresionantes. Insisto mucho en lo que ella decía en la clínica cuando tuvo que estar postrada: el músculo más importante del ser humano es el cerebro. Ahora caímos en cuenta de una cosa y es que ella es la creadora de los selfis y del poliamor. Así la acercamos a esta época contemporánea.

J.R.: Claro, pero a mí la versión que más me mueve de Frida durante el espectáculo es su relación con la vida y con la muerte. Ella es un personaje que está todo el tiempo en ese debate, en el hilo entre una y otra. La versión que más me interesa no es el mito sino la Frida humana.

F.M.: Para mí, como actriz, lo más relevante fue el momento en que empecé a descubrir la manera en que ella se creó a sí misma a través del espejo. Yo misma también fui capaz de crearme como actriz. Frida llegó a mi vida y me devolvió mi voz autóctona. Gracias a ella no tengo miedo a lo que soy y valoro ahora mucho más la imperfección.

J.R.: Hay dos cosas que se me revelaron durante el proceso de construcción de este espectáculo que hago contigo. La primera es que entendí que Frida Kahlo es una artista entregada al arte, y la segunda es que, a pesar de todo, ella nunca dejó de tener una vida absolutamente humana, porque le dio tiempo al amor, a viajar y a renunciar al ego del artista para que Diego Rivera tuviera prioridad.

F.M.: Claro, por eso lo más difícil de interpretar a Frida Kahlo es todo. Ahora que ya tengo el personaje interiorizado me doy cuenta de algo que tú me decías antes y es que con ella uno no sabe si le duele más el alma o el cuerpo. Ella es una mujer con una carga dramática muy importante, pero nosotros no queríamos que fuera tan dramática y de ahí que exploráramos su humor y su fortaleza. Yo estoy muy agradecida de poder interpretarla.

J.R.: Es que para desarrollar bien el trabajo que hacemos sobre el escenario necesitamos a las personas que se encargan del arte en el espectáculo, lideradas por Laura Villegas, quienes nos propusieron quitarle el carácter folclórico a Frida Kahlo y hablar desde su intimidad. Jugaron con elementos minimalistas para ayudar a la narración de un personaje como ella.

F.M.: Y no nos podemos olvidar de la música a cargo de un piano interpretado por José Reinoso, el contrabajo de Julián Gómez y la guitarra de Francisco Clavijo. Lo más valioso es que nos alejamos del color del mariachi para tener un acompañamiento íntimo, muy apropiado para un escenario como el Teatro Colón.

“Frida libre”. Teatro Colón, calle 10ª Nº 5-32 (Bogotá). En temporada hasta el 18 de diciembre, con funciones de martes a sábado a las 7:30 p.m. y domingos y festivos a las 3:30 p.m. Información y boletería: www.tuboleta.com.

, Diálogo a partir de la voz de Frida Kahlo, http://www.elespectador.com/noticias/cultura/dialogo-partir-de-voz-de-frida-kahlo-articulo-668757, http://www.elespectador.com/noticias/cultura/feed, ELESPECTADOR.COM – Zodiaco, Cultura,


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Jose Raul Lopez Daza – protección ambiental