“Sabemos desde hace tiempo, basándonos en registros científicos masivos, que es urgente mitigar el cambio climático y no podemos ignorarlo”, escribió el aún presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en la revista científica más prestigiosa del país, Science.

Aunque Obama dará hoy su último discurso como 44° presidente estadounidense, aprovechó para irse por la puerta grande desde la ciencia y dejarle un mensaje claro a su sucesor, Donald Trump, para que continúe con las políticas “verdes”, que durante su mandato intentó implementar y defender.  

En su artículo el presidente asegura que es el momento de apostarle a las energías renovables y de fortalecer la economía nacional pues “cada vez hay más pruebas de que cualquier estrategia económica que ignore la contaminación derivada del carbono impondrá enormes costes a la economía mundial y resultará en menos empleos y menos crecimiento económico a largo plazo”, defiende Obama.

Para darle peso a su tesis, Obama asegura que de 2008 a 2015 la economía de Estados Unidos creció más de un 10%, mientras que las emisiones de dióxido de carbono procedentes del sector energético cayeron un 9,5%. Lo que significa que no es cierto que combatir el cambio climático sea sinónimo de una economía más débil y menor desarrollo para una nación.

“Las compañías están comprobando de primera mano los beneficios de la reducción de emisiones, ahorrando costes, invirtiendo en tecnología y contribuyendo en última instancia a la creación de empleo”, dice Obama.

El presidente arroja algunos ejemplos de varias firmas que han minimizados sus residuos energéticos para ahorrar dinero e invertirlo en otras áreas de sus negocios, como el caso de General Motors que se ha comprometido a reducir la intensidad energética de sus instalaciones en un 20% respecto a los niveles de 2011.

La incertidumbre sobre las políticas ambientales de Estados Unidos durante los próximos años tiene en alerta a varios científicos, en todo el mundo, que insisten en recordar que el calentamiento global es una realidad y que la actividad humana está dejando estragos desastrosos sobre el planeta.

El ascenso de Trump viene acompañado de un negacionista del cambio climático, como líder de la agencia medioambiental de EE.UU, y de un cazador que se opone a reducir las emisiones de CO2, para comandar los recursos naturales del país norteamericano.

“El concepto de calentamiento global fue inventado por los chinos para lograr que la industria norteamericana dejara de ser competitiva”, escribió  Trump en su cuenta de Twitter, donde también expresó que “lo que dicen los medios sobre el calentamiento global es pura ficción”.

El nuevo presidente ha amenazado con abandonar el Acuerdo de París y ha prometido acabar con gran parte de las regulaciones de la Agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA), que tiene como objetivo proteger el agua, mejorar la calidad del aire y trabajar en la construcción de un futuro sostenible.

, Desde la ciencia Obama insta a Trump a continuar con las energías renovables, http://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/ciencia-obama-insta-trump-continuar-energias-renovables-articulo-673915, http://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/feed, ELESPECTADOR.COM – Medio Ambiente,


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Jose Raul Lopez Daza