¿De qué se trata?

El “café-chantant”, cuya traducción literal al español es “canto de café”, es un estilo de creación musical asociada con la Belle Époque. La versión más elemental del género está relacionada con un grupo reducido de artistas que interpretan canciones populares. (Lea también: Prográmese con el Cartagena XI Festival Internacional de Música)

Primero en su estilo

El primer “café-chantant” del que se tuvo noticia, que más bien era un “café-concert”, se instaló en 1789 en pleno centro de París. Su atmósfera fue dibujada por Hippolyte Destailleur, un arquitecto, restaurador y diseñador de interiores que nació en 1822 y murió en 1893.

Formatos similares

El cabaret, el teatro de variedades, el vodevil y el mismo “café-concert” fueron y son propuestas similares al “café-chantant”. Por lo general se desarrollaban al aire libre y en su evolución se abordaban de manera ligera temas de otras índoles, como hechos sociales y políticos.

El corazón del café

La irreverencia, el goce despreocupado de la actividad bohemia, las canciones picantes y sentimentales han sido algunos de los elementos característicos del universo del “café-chantant”. El humor y el sarcasmo marcaron el rumbo de este estilo de arte sonoro.

Dardos venenosos

El ánimo festivo y el carácter osado, rebelde y amoroso que caracteriza la música del “café-chantant” encuentra su alma gemela en el mundo de la opereta, que en medio de sus dosis humorísticas lanzaba dardos certeros contra los vicios de una sociedad en decadencia.

, Cinco ideas sobre el “café-chantant”, http://www.elespectador.com/noticias/cultura/cinco-ideas-sobre-el-cafe-chantant-articulo-673568, http://www.elespectador.com/noticias/cultura/feed, ELESPECTADOR.COM – Zodiaco, Cultura,


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Jose Raul Lopez Daza – protección ambiental