La encerrona comenzó el pasado 31 de agosto, cuando un oso mató y se comió a uno de los perros que tenían los científicos dentro de la estación.

La alerta llegó rápido a las bases en Rusia y ayer un helicóptero logró hacerles llegar provisiones. Sin embargo, la instrucción de parte de los directivos de la estación meteorológica es la misma: no salir del pequeño refugio en el que están.

Vadim Plotnikov, uno de los científicos atrapados, le dijo a la agencia rusa Tass que “desde el sábado, una osa hembra ha estado durmiendo bajo la ventana de la estación”. Aseguró, además, que han tenido que cancelar algunas de las observaciones debido a que es muy peligroso salir “y no tenemos forma de ahuyentar a los depredadores”, señaló. Por eso, ahora los meteorólogos esperan que les lleguen bengalas para poder distraerlos.

El problema es que, debido a la lejanía de la isla, se estima que la ayuda para poder salir sin peligro llegará en un mes. Por ahora han tenido que frenar sus labores.

Los osos polares son los carnívoros de tierra más grandes del mundo y están en la lista de especies protegidas, pues se estima que en todo el Ártico no hay más de 25.000 individuos. De hecho, un reciente estudio mostró que se están quedando sin la capa de hielo indispensable para su supervivencia en 19 regiones del Ártico.

El Ártico se está calentando dos veces más rápido que el resto del planeta bajo el efecto del cambio climático y estos animales podrían perder un tercio de su población de aquí a mediados del siglo XXI, según advirtió en 2015 la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

El ministro ruso de Recursos Naturales y Medio Ambiente, Sergey Dosnkoy, pidió que se hiciera todo lo posible tanto para salvaguardar la seguridad del personal de la estación como para proteger a los animales.

Las noticias son positivas porque, según los estados del tiempo, las temperaturas están bajando y en un mes o dos toda la zona quedará congelada. Esto le permitirá a la gran familia de osos moverse a otras zonas en busca de alimentos y a los investigadores salir de su encierro.

, Científicos rusos llevan una semana encerrados por osos polares, http://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/cientificos-rusos-llevan-una-semana-encerrados-osos-pol-articulo-654987, http://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/feed, ELESPECTADOR.COM – Medio Ambiente,


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});