Chocó ha sido uno de los departamentos más golpeados por el conflicto armado en Colombia. Pero además de la carga de la violencia, su población sufre una crisis humanitaria causada por la pobreza y la ausencia del Estado, que se siente en la falta de acueductos, electricidad, infraestructura, falencias en la educación y precariedad del sistema de salud.

Sin embargo, el posconflicto ha alimentado las esperanzas de que este escenario va a cambiar y ya ha contribuido a que, por ejemplo, la comunidad internacional haya solicitado US$4,5 millones para atender las necesidades inmediatas del departamento. Además existe la posibilidad de obtener cooperación adicional para proyectos relacionados con temas de ambiente y paz.

El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luis Gilberto Murillo, el único miembro del gabinete de Juan Manuel Santos oriundo del Chocó, habla sobre las oportunidades que el proceso de paz con las Farc le abren al departamento y el impacto que tendrá la implementación del Plan Integral de Cambio Climático, prevista para el segundo trimestre del año.

¿En qué consiste el proyecto?

Este es un plan formulado por el Instituto de Investigaciones Ambientales del Pacífico y pretende preparar al departamento en la mitigación de gases de efecto invernadero, responsables del calentamiento global, con la disminución de la deforestación y la adaptación a fenómenos climáticos externos que causan inundaciones, deslizamientos, etc.

Con tantas necesidades que tiene el departamento, ¿por qué este plan resulta importante?

El plan tiene 32 líneas de trabajo que buscan adaptar al departamento a la realidad climática que vive el mundo. La idea es que la Gobernación y las alcaldías tengan herramientas para la toma de decisiones relacionadas con ordenamiento territorial, planificación del territorio y sus inversiones a través de los planes de desarrollo. Por ejemplo, en el Chocó hay una enorme tarea de canalización de ríos, mejoramiento de cuencas hidrográficas y traslado de algunas poblaciones a sitios seguros. Ahí queremos intervenir.

¿Qué tanto se ha avanzado en su implementación?

A finales de 2015 se firmó el convenio y a principios del año pasado se inició la formulación. En este momento está casi en etapa de consulta, de divulgación con las distintas comunidades. Tan pronto se avancen los lineamientos del orden nacional, donde esperamos que se apruebe la Ley de Cambio Climático, empezaríamos a implementarlo. Aspiro a que en el segundo trimestre de este año ya comencemos con algunas acciones puntuales.

¿Cómo es el trabajo con las comunidades?

Lo primero que ha establecido el Instituto de Investigaciones del Pacífico para poder avanzar son acciones de educación y participación con los habitantes del departamento. Hay una tarea puntual de concientización sobre las amenazas que genera el cambio climático y el papel que tiene cada ciudadano para reaccionar ante ellas.

¿Cuáles son los principales desafíos con los que se han encontrado?

La planificación del territorio, porque hay muy poca información, por eso hacemos un llamado para que los municipios avancen con el levantamiento de datos en sus catastros y que se puedan plantear acciones concretas relacionadas con la ubicación de los asentamientos humanos y las inversiones en el departamento para enfrentar el cambio climático.

Lo segundo es que, como hay un alto riesgo de inundación y en el Chocó se ha presentado un proceso de sedimentación de ríos, es clave que las acciones abarquen tres áreas: el mantenimiento de cuencas hidrográficas, la implementación de unas medidas de control y recuperación de la deforestación, y la reubicación parcial o total de varias poblaciones.

¿De cuánto es la inversión?

No tengo el dato exacto, pero ya está previsto en el plan. Aunque vamos a tener que ajustarla con nuevas realidades, será un plan integral que involucra las inversiones del Gobierno, la Gobernación, las alcaldías, el sector privado y la cooperación internacional.

¿Qué organismos internacionales participarán?

Hay interés del gobierno de Estados Unidos y de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid). Igualmente, estamos trabajando con el Banco Mundial en la formulación de una iniciativa que hemos denominado Visión Pacífico Sostenible, que permitirá acceder a recursos de pago por resultados en disminución de la deforestación. Esto nos daría la posibilidad de presentar a los gobiernos de Noruega, Alemania y el Reino Unido este tipo de proyectos de mitigación y adaptación al cambio climático.

, Chocó y su plan contra el cambio climático, http://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/choco-y-su-plan-contra-el-cambio-climatico-articulo-676540, http://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/feed, ELESPECTADOR.COM – Medio Ambiente,


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Jose Raul Lopez Daza