Este viernes China anunció una ambiciosa medida que busca detener el comercio de marfil y disminuir así la muerte de los elefantes de los cuales se extrae el producto. De acuerdo con fuentes de ese país, la medida terminará de implementarse hasta finales de 2017. Los grupos de conservación y activistas ambientales consideran la decisión como “histórica”  y creen que será “todo un cambio” para el futuro de los elefantes.

Actualmente, China tiene el mayor mercado de marfil en el mundo. Según algunas estimaciones el 70% del comercio mundial termina allí. Además, el marfil puede alcanzar los US$1.100 dólares por kilo en China.

Aunque el mercado internacional del marfil se cerró desde 1989, los mercados internos legales han continuado en muchos países alrededor del mundo. Esto ha propiciado la matanza de elefantes en los últimos siete años en África. Tan grave fue la situación que la población de este gigante animal se redujo en un tercio, de acuerdo con el último censo de elefantes.

La decisión de China se tomó en la última resolución de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas en Sudáfrica que se llevó a cabo en octubre de este año. La idea es que el procesamiento comercial y la venta de marfil se detenga para 31 de marzo y que, a su vez, todos los comerciantes registrados se retiren gradualmente del negocio. De esta manera, si todo sale como está planeado, el mercado de marfil desaparecerá a finales del siguiente año.

El grupo conservacionista WWF recibió la noticia catalogándola como “un anuncio histórico”. Voceros de la organización aseguraron que “el fin del mercado legal de marfil primario del mundo es un importante impulso a los esfuerzos internacionales para hacer frente a la crisis por la caza furtiva de elefantes en África”.

 

, China prohibe el comercio de marfil para salvar a los elefantes, http://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/china-prohibe-el-comercio-de-marfil-salvar-los-elefante-articulo-672764, http://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/feed, ELESPECTADOR.COM – Medio Ambiente,


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Jose Raul Lopez Daza