Hace unos años, yendo en cicla a su trabajo todas las mañanas, Andrés Quintero, periodista de profesión, se dejó cautivar por cada mural que vio en el camino, por el misterio que las paredes guardaban, por cada gota de belleza en los rostros pintados y por el anhelo de paz plasmado en un país adolorido de violencia. Se sintió tan cautivado por este arte urbano que llegó al punto de fotografiar los muros, acto que se volvió una necesidad insaciable para él, pues a medida que iba sacando fotografías, nacía un deseo casi instintivo de ir en busca de más y más paredes. Como consecuencia de este camino en el que la cámara va tras el arte, creó la cuenta Bogotart, en la red social Instagram, la cual tiene alrededor de 180.000 seguidores que hasta hoy han compartido más de 42.000 fotos con la cuenta.

Bogotart fue la primera semilla que impulsó el libro Más que muros, una recopilación de algunas fotografías de grafitis bogotanos que alcanzaron a ser registrados en la cámara para que la eternidad no los dé por inexistentes, para que no pasen al olvido en el trajín de la ciudad.

Como la calle está expuesta a los trazos de tantos artistas en busca de decir algo, y de los censuradores que consideran el arte urbano como un transgresor del orden de las calles, unos grafitis duran una semana, otros unos meses, pero ninguno se conserva para siempre, como la suerte que tienen las obras de los museos.

Los grafitis, al igual que la ciudad, efímeros, nacen a la par con el sol y mueren cuando la luna se asienta. Así pues, la importancia de fotografiar los muros se centra en eternizar lo que ellos manifiestan: aquello que goza, habla, calla, anhela o sufre Bogotá.

El libro Más que muros, lanzado en la Feria del Libro de este año, tuvo como antecesor un evento bogotano que reunió a los artistas urbanos DjLu, Caserolo y Luis Carlos Cifuentes en una exposición de arte y fotografía. A partir de ese evento, Im Editores (editorial que ha publicado más de 80 libros de lujo) demostró su interés en apoyar el proyecto del libro, que además contaría con palabras de algunos artistas urbanos, escritores, tuiteros, locutores de Radiónica, entre otros.

Tras una convocatoria de fotografías de grafitis bogotanos hecha por Instagram, se recogieron alrededor de 4.000 fotos, a las que se sumaron las imágenes de Bogotart y las que archivaba Andrés Quintero, para tener un insumo suficiente y así empezar a armar Más que muros. Luego de un tiempo de búsqueda y trabajo, se logró que el libro fuera un panorama unificado de lo que sucede, lo que se piensa y se dice en las calles de nuestra capital, pues no se puede afirmar que las páginas de este libro se encuentran llenas de Bogotá sólo por sus reveladoras fotos, también porque Más que muros se divide en secciones cuyos títulos nacieron a partir de frases coloquiales de la sociedad bogotana, como “ahí está pintado”, “cada loco con su tema”, entre otras, dándole así un orden al libro bajo los temas comunes que se encontraron en los grafitis, como los rostros humanos, las bicicletas, la ancestralidad indígena, la violencia, los animales y la naturaleza.

Andrés Quintero se considera a sí mismo un periodista del arte urbano. A futuro espera realizar otras dos ediciones de Más que muros: una que recopile fotografías de nuevos grafitis bogotanos, otra que no se limite a las paredes bogotanas. Para esta viajará con su cámara y, quizás, su bicicleta alrededor de Colombia, en busca de murales que hablen por las regiones que callan, pues, según él, “el arte urbano pellizca a los ciudadanos sobre temas que comúnmente ignoramos, como tantos niños que mueren de hambre en La Guajira, como los pueblos en el Chocó que no tienen agua… El arte urbano cuenta lo que ocurre en el país sin necesidad de denunciarlo al pie de la letra. Por ejemplo, hay una pieza de un niño wayuu: la mitad del rostro es una calavera”.

Más que muros se consigue en la librería Lerner, en diversas librerías independientes y en una que otra exposición de arte o fotografía en Bogotá. También, gracias a caminos limitados por el arte y cámaras de hombres que andan tras los secretos que las paredes de las ciudades guardan, el libro cruzó el charco y está en el Viejo Continente: Más que muros puede encontrarse en una librería de Madrid (España) y en algún lugar de Berlín (Alemania).

, Bogotá, capital de arte urbano, http://www.elespectador.com/noticias/cultura/bogota-capital-de-arte-urbano-articulo-669910, http://www.elespectador.com/noticias/cultura/feed, ELESPECTADOR.COM – Zodiaco, Cultura,


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Jose Raul Lopez Daza – protección ambiental