Su vida está atada al campo porque allí nacieron, de esas tierras que labraron con dedicación los expulsó la violencia y a ellas regresaron a pesar de las balas, la pobreza, la soledad. Volver a empezar no fue fácil, pero 961 familias de las áreas rurales del país se atrevieron a soñar en grande y hoy, orgullosas, se proclaman como guardabosques de ecosistemas que bajo su protección han encontrado un mecanismo para sobrevivir. La iniciativa fue bautizada BanCO2 y en palabras simples consiste en el pago por el cuidado de los servicios ecosistémicos, es decir, por cuidar los recursos naturales y en cierta medida mitigar el impacto que sobre ellos tiene la actividad humana (huella de carbono). La idea, de la que Bancolombia es un aliado estratégico, es ejecutada por diferentes corporaciones y entidades con presencia a lo largo y ancho del territorio nacional. Los 23 de cada mes, los campesinos vinculados a este proyecto reciben una contribución monetaria por su labor, por proteger una riqueza natural fuente de vida, unas bóvedas invaluables. La notificación de la consignación del dinero les llega a su celular sin necesidad de que sea un smartphone ni que tengan un plan de datos. En la cuenta Ahorro a la mano, de Bancolombia, pueden consultar el saldo sin siquiera consumir minutos y ahorrar hasta $5 millones, además de acceder a beneficios como  seguros de vida y hospitalización. Pero más allá de lo que significa este ingreso para su proyecto de vida, Natalia Moreno Londoño, comunicadora de la corporación Masbosques, explica que se trata de una unión de esfuerzos para sensibilizar a las comunidades sobre la importancia de la conservación de los recursos que los rodean y a las personas naturales y empresas, del impacto de su huella de carbono. “De la mano del esquema BanCO2 he aprendido a amar el bosque. Antes lo talaba, ahora entiendo lo que significa para nuestras vidas”, cuenta María Camila Escobar, guardabosques de los ecosistemas de la vereda Popal, en San Luis, Antioquia. Un sentimiento que comparte la familia Cárdenas, aunque en su caso ese amor por la naturaleza germinó desde que eran niños y soñaban con convertir la conservación de los bosques en una fuente para su sustento. Estos seis hermanos tuvieron que abandonar en el 2000 su hogar y desplazarse hacia el corregimiento de Doradal. Tras cuatro años de dificultades consiguieron comprar un lote en la vereda La Hinojosa. A punta de plátano y yuca subsistieron hasta que lograron transformar este terreno en una reserva natural de quince hectáreas, ocho de bosque nativo. La vinculación a BanCO2 fue el impulso que necesitaban para garantizar que su proyecto no muriera. Y lo lograron con creces, pues hoy son un referente del ecoturismo en la región con actividades como el avistamiento de aves y caminatas ecológicas. Edison Arboleda y Lorena Duque también han visto transformada su realidad gracias al esquema BanCO2. Con el ingreso recibido por esta estrategia de pago de servicios ambientales realizaron la restauración vegetal de trece hectáreas de un predio en la vereda Las Camelias, en el municipio de San Carlos, Antioquia. En la Reserva Zafra, como lo bautizaron, hay cultivos de café orgánico, apicultura, piscicultura y los productos que no brotan de la tierra para satisfacer las necesidades de sus visitantes los adquieren con productores locales para darle un impulso a la economía regional. Offer de Jesús Sánchez es otro de los miembros de este ejército de protectores del ambiente o vigías de los bosques, como él mismo quiso llamar a su labor. Vivía en San José del Guaviare, pero los grupos armados ilegales con presencia en la zona incendiaron sus cultivos y lo privaron de la libertad. Rehizo su vida en Cubarral, Meta, en donde hoy disfruta de una cotidianidad tranquila y de la satisfacción de aportar un granito de arena a la conservación del medioambiente., Banqueros del medio ambiente, http://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/banqueros-del-medio-ambiente-articulo-663339, http://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/feed, ELESPECTADOR.COM – Medio Ambiente,


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Jose Raul Lopez Daza