El domingo fue asesinado a balazos Isidro Baldenegro López, un activista indígena quien dedicó parte de su vida a luchar por la preservación de los bosques de pino y roble de la Sierra Madre de México. Así lo confirmó este miércoles la Fiscalía General del Estado de Chihuahua.

Baldenegro fue uno de los líderes más reconocidos de los Tarahumara, una etnia indígena que habita el territorio de la Sierra Madre occidental. Su labor por la preservación del medioambiente en 2005 fue reconocida con el Goldman Environmental Prize, un prestigioso galardón que destaca el trabajo de los defensores de la naturaleza y del medioambiente.

El mexicano luchó por defender la conservación de los antiguos bosques de la zona contra intereses comerciales que estaban aliados con narcotraficantes y madereros. Siguió las enseñanzas de su padre, Julio Baldenegro, quien también fue asesinado por sicarios en 1986. A pesar de que nunca se esclareció su caso, reportes de prensa de la época sostuvieron que el asesinato fue promovido por grupos que traficaban madera ilegal.

Isidro tenía 20 años cuando mataron a su padre. Casi de inmediato, tomó el puesto que había dejado. Por eso, en 1993, creó Fuerza Ambiental, una organización dedicada a combatir la tala de los árboles de pino y roble de los bosques de la Sierra Madre occidental, donde se encuentra el territorio ancestral donde habitan los tarahumara.

“En 1993, Baldenegro desarrolló un movimiento no violento de resistencia para luchar contra la tala, obteniendo el apoyo de ONG locales e internacionales. En 2002, organizó sentadas y marchas no violentas, lo que llevó al gobierno a suspender temporalmente la tala en la zona”, dice un obituario publicado en la página web del premio Goldman en las últimas horas.

Lo más escalofriante es que, con Isidro, ya serían dos líderes ambientales asesinados merecedores del Goldman en menos de un año. El pasado marzo hombres armados asesinaron a la hondureña Berta Cáceres, quien frenó los planes de construcción de una hidroeléctrica en su país. “Es una trágica ilustración de los muchos peligros que enfrentan quienes dedican sus vidas a defender los derechos humanos en América Latina, una de las regiones más peligrosas para los activistas”, afirmó la directora para América de Amnistía Internacional, Erika Guevara-Rosas.

Al igual que Baldenegro, Cáceres estaba acostumbrada a vivir bajo amenaza de muerte. De hecho, como confirmó Isela González, la directora de Alianza Sierra Madre, una organización que trabaja junto a los Tarahumara para defender sus derechos territoriales, Baldenegro estaba bajo amenaza y tuvo que abandonar su comunidad en la parte sur del estado de Chihuahua.

El asesinato ocurrió cuando Baldenegro visitaba a un tío en la comunidad indígena Coloradas de la Virgen al oeste de Chihuahua. El líder de 51 años fue baleado por un hombre de 25 años llamado Romero Rubio Martínez, quien en la casa del tío de Baldenegro, sacó un arma, disparó seis veces y huyó. Su cuerpo fue encontrado con heridas de bala en el tórax y en una pierna.

De acuerdo al observatorio británico Global Witness, 33 activistas fueron asesinados en México entre 2010 y 2015. Esa misma organización confirmó que casi tres cuartas partes de las muertes de activistas ambientales en todo el mundo sucedieron en Centroamérica y América del Sur.

, Asesinan al líder ambiental Isidro Baldenegro en México, http://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/asesinan-al-lider-ambiental-isidro-baldenegro-mexico-articulo-675501, http://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/feed, ELESPECTADOR.COM – Medio Ambiente,


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Jose Raul Lopez Daza